Billetes con Historia

BirmaniaBirmania tras

Birmania. Billete de 10 rupias emitido desde 1942 hasta 1944, durante la ocupación japonesa de Birmania mientras se libraba la II Guerra Mundial. En 1940 Japón comenzó a ocupar territorios de China y distintas colonias, para en 1941 decidir atacar a distintas colonias europeas y al protectorado estadounidense de Filipinas, así  como a Pearl Harbor, la principal base naval de Estados Unidos en el Pacífico. Gran Bretaña vuelve a tomar el control de Birmania en 1945 y finalmente reconoce su independencia en 1948. A la derecha del billete aparece reproducida la famosa pagoda se Shwee Dagan. Estos billetes de banco fueron sustituidos en 1944 por otros del Banco de Birmania con diferentes sujetos, epígrafes en birmano y valores expresados en kyat.

 

 

1919 1919 tras 1920 1920 tras 1000 marcos 1922 1000 marcos 1922 tras

Alemania. 50 marcos de 1919, 100 marcos de 1920 y 1000 marcos de 1922. Recordemos que la Primera Guerra Mundial ocupó el periodo que comprende del 28 de julio de 1914 a 11 de noviembre de 1918. Tras la derrota alemana la nación se vio inmersa en una profunda crisis, todo lo que podía haber hundido a una economía se dio a la vez en este periodo en Alemania, denominado República de Weimar.

Ya durante la Primera Guerra Mundial, y por necesidades de ésta, se comenzó a emitir el denominado Papiermark. Hasta la fecha la cantidad de billetes que producía un estado iba en relación a la cantidad de oro que tenía en sus arcas, pero esto se abandona y se comienza a producir papel moneda según las necesidades, siendo mucho más elevada esta producción durante el año 1923, cuando aumenta la necesidad al tener que pagar las sanciones impuestas por los vencedores sin que ya quedase dinero en las arcas alemanas. Un ejemplo de que los billetes que se emiten representan el oro que un país tiene lo encontramos en estos billetes de la República Española, en los que podemos leer “CERTIFICADO DE PLATA” en los de 5 y 10 pesetas de 1935.

La moneda se estabilizó el 15 de noviembre de ese mismo año tras anunciarse la creación del Rentenmark; sin embargo, este no entró en circulación sino hasta 1924. Cuando comenzó a circular, el Rentenmark remplazó al Papiermark con una relación de 1.000.000.000.000 Papiermark equivalentes a 1 Rentenmark. Ya más avanzado el año, el Rentenmark fue reemplazado por el Reichsmark, que sería la moneda oficial hasta 1948.

Antes de la guerra, el billete de mayor valor emitido en Alemania era 1000 marcos, que equivalía aproximadamente a 50 libras esterlinas o 238 dólares americanos. El pico de inflación ocurrió en octubre de 1923 y la denominaciones alcanzaron los 100 billones de marcos. Al concluir la hiperinflación, estos mismos billetes valían aproximadamente 5 libras o 24 dólares. Es decir, 5 libras pasaron de cambiarse, antes de la guerra, por 100 marcos a ser canjeadas por 100.000.000.000.000 marcos en 1923.

La emisión de papel moneda sin respaldo en oro había servido exitosamente al gobierno de la República de Weimar como herramienta de “defensa”, al pagar las reparaciones a las potencias vencedoras con dinero devaluado, pero cuando el mercado financiero internacional se percató de la acelerada devaluación del marco alemán a inicios de 1922, franceses, belgas, y británicos exigieron el pago en recursos naturales (madera, carbón, trigo), imponiendo una presión más severa sobre la economía alemana.

Otra de las causas de esta declive de la economía alemana fue la necesidad de fondos que tenía la IV República Francesa, inmersa en una profunda crisis de posguerra que también afectó a los vencedores, exigíendo al Estado germano el pago de las indemnizaciones atrasadas. La negativa alemana a saldar esa ingente deuda tuvo como respuesta la invasión de la región industrial del Ruhr por parte de los franceses. Fue entonces cuando los obreros germanos de esa comarca se declararon en huelga. Se produjeron disturbios y enfrentamientos entre el ejército ocupante y los huelguistas que se saldaron con varios muertos. La maquinaria industrial alemana se paró y la economía se fue al traste. Al mismo tiempo la moneda se desplomaba en un proceso inflacionista sin precedente en la Historia. Los ahorros de los ciudadanos perdían todo su valor, y los precios aumentaban con el paso de las horas.

Los alemanes guardarían en sus mentes el recuerdo de ese año 1923, el año inhumano, recuerdo que posteriormente sería utilizado por el III Reich para difundir su odio por los países del oriente de Europa, ya que si es cierto que los franceses habían encendido la mecha de semejante polvorín, fueron otros los que se beneficiaron de la situación de Alemania. Durante aquellos meses miles de inmigrantes del este y centro de Europa vivieron en las ciudades alemanas como auténticos marqueses. Aprovecharon la fortaleza de las divisas de sus respectivos países para hacer realidad sus fantasías de poder, riqueza y diversión. Los germanos sumidos en el caos y la pobreza fueron testigos de cómo los extranjeros se beneficiaban de su propia miseria. Muchos recordaréis esas fotografías en blanco y negro en los que aparecían mujeres quemando fajos de billetes en sus cocinas económicas, ya que tenía menos valor esos billetes que la leña, o esos niños jugando y haciendo montañas con esos mismos fajos de billetes.

Fuentes: http://historiaencomentarios.wordpress.com/2008/10/24/1923-1939-la-vendetta-alemana/

http://es.wikipedia.org/wiki/Hiperinflaci%C3%B3n_en_la_Rep%C3%BAblica_de_Weimar

 

1000 marcos 1910 1000 marcos 1910 tras

1000 marcos alemanes de 1910, Berlín 21 abril de 1910. Intentaré indagar un poco más sobre la historia de este precioso billete, aunque en gran parte queda resumida en los parrafos anteriores. Como curiosidad, la tinta de color verde que se aprecia tanto en el número de serie, que por cierto es de siete dígitos (más reciente) como en el sello, lo cual indica también que es de años posteriores a sus primeras tiradas. El billete mide 18´5 por 11 centímetros.

 

1 piso 1 piso tras

Filipinas. Billete de 1 peso, sin fecha, pero emitido desde 1967. En el anverso aparece la efigie del héroe nacional José Rizal, cuyo perfil también se adivina en la filigrana. Bajo el sello del Banco Central, situado en el centro, aparece la firma del dictador Ferdinand Marcos. El reverso reproduce la escena de la proclamación de la independencia del dominio español, que tuvo lugar el 12 de enero de 1898. Lo que se reproduce según la inscripción inferior es la declaración de independencia desde el balcón de la mansión de Aguinaldo.

Camboya 500 reales_1920x942 Camboya 500 reales tras_1920x945

Camboya. 500 reales (o rieles) emitidos por el banco Nacional de Camboya. En el anverso aparece una joven con una vasija sobre su cabeza y, en el reverso, una plantación de arroz, principal producto agrícola camboyano. Pertenece a la última serie de la República Jemer, la cual cayó en 1975 tras la revolución de los Jemeres Rojos que permaneció en el poder hasta 1979. En ese corto periodo de tiempo fue masacrada su población, pasando Camboya de tener una población de unos 7,3 millones de habitantes a poco más de 5 millones en 1978. Durante este periodo perecerá un cuarto de la población camboyana.

Al inicio de su régimen, el discurso del Partido Comunista de Kampuchea,  conocido como los Jemeres Rojos, de un comunismo radical de tipo maoísta, hablaba del fin de dos mil años de historia y el comienzo de una nueva época (el Año Cero). Bajo esta perspectiva, absolutamente todo lo que pudiera representar pasado debía desaparecer: la moneda, el mercado, la educación (se fusilaba a los intelectuales, a las personas que sabían un idioma extranjero, llegando incluso a tomar como “sospechosos” a los que llevaban gafas) , las maneras de vestirse, la religión, los libros, lo que viniese del extranjero, las formas tradicionales de gobierno, la familia (separando matrimonios y padre e hijos), la ciudad (obligando a sus ocupantes a emigrar al campo), etc. fueron declaradas muestras del feudalismo.

Como se menciona, se abolió el sistema monetario, comenzando la prohibición del uso de monedas y billetes.

Extractos de un artículo (24 septiembre 1975) en el Bangkok Post de Errol de Silva, el primer periodista occidental que entró en Camboya después de terminada la guerra:    “Me habían dicho que los jemeres rojos tenían una abundante provisión de dólares americanos incautados cuando cayó Phnom Penh. (Sin embargo) no se permite a la gente tener dinero (…) Cualquiera que sea encontrado con cualquier tipo de dinero, es muerto a tiros. Los viejos billetes de riel no son ya de curso legal (…) En el campo base administrativo provincial de Battambang, vi cómo estos billetes eran quemados para calentar comida.”

Tras la derrota de los Jemeres Rojos, el país comenzó nuevamente a crear moneda, saliendo al mercado en 1980 con una tasa de cambio de 4 rieles por dólar. No obstante el pueblo, que llevaba sin usar ni conocer moneda desde hacía casi cuatro años, no confió en esta nueva moneda, utilizándola únicamente para las pequeñas transacciones en las zonas rurales y para todo lo demás se usó, principalmente, el dólar americano. El estado tuvo una gran dificultad para introducir el riel, agravada por la inexistencia de moneda anterior, lo cual le llevó a hacer algo nunca llevado a cabo, ya que a diferencia por ejemplo de Europa, en la que se pasó, se cambió, de una moneda nacional al euro, en este caso el estado no cambió moneda, si no que la entregó al pueblo para fomentar su uso. A día de hoy, enero 2015, la conversión del riel es de unos 4600 rieles por 1 euro. Con respecto a la moneda y por lo que se ha comentado, esta es prácticamente inexistente, así que si localizais una, ya sabeis, tratarla con mucho mimo.

Entre otra os dejo las siguientes fuentes por si queréis algo más de información:

http://es.wikipedia.org/wiki/Genocidio_camboyano o http://www.fotoaleph.com/Exposiciones/Camboya/Holocausto-texto3.html#Propiedad

camboya 100 camboya 100 tras

100 rieles. Os dejo este billete por una curiosidad que observareis si ampliáis el anverso del billete. Bajo el monumento se encuentra la inscripción: “GIESECKE & DEVRIENT – MUNCHEN”.

Giesecke & Devrient (G&D) es una empresa alemana con sede en Múnich dedicada a a la fabricación de papel moneda, entre otros proveyó a Alemania durante la inflación en la República de Weimar que se trata un poco más arriba cuando se habla de la hiperinflación, o imprimió entradas para los Juegos Olímpicos de 1936 en la Alemania nazi. Igualmente ha impreso papel moneda como vemos para Camboya, pero también para Croacia, Etiopía, Guatemala, Perú, Uruguay, Zaire y Zimbabue.

camboya 100 1956 camboya 100 1956 tras

100 rieles. Otro billete camboyano, en el que se utiliza el tan recurrente tema de la ganadería y en otros veremos el de la agricultura, típicos de este país en el que no existía la industria.

016018

Argentina. En el reverso de dos de estos billetes encontramos paisajes muy especiales para mí y que me alegró el descubrir, ya que he estado en ellos y los he fotografiado, adjuntándoos dichas fotografías. De su historia no tengo mucho que destacar tan sólo os diré que el primero es un peso argentino y que en el reverso aparece un hotel Llao Llao en el Parque Nacional Nahuel Huapi en Bariloche. Las vistas del paraje que rodea a este hotel son realmente espectaculares.

 

IMG_2939

IMG_2973

 

 

 

 

 

 

En el billete central, billete de 10 pesos argentinos, se ve el emblema de la naturaleza argentina, las cataratas de Iguazú. En su mayoría discurren por suelo argentino, un 80 % de sus saltos son argentinas y en un 20 brasileñas, y a escasos kilómetros de ellas encontramos la frontera con Paraguay, es decir, el río Paraná, cuyo afluente es el Iguazú.

2º Iguazú (31)

Estas cataratas fueron elegidas como una de las siete maravillas naturales del mundo y realmente son espectaculares, destacando la garganta del diablo, imponente caída que se puede observar prácticamente desde encima en una de las pasarelas que la recorren.

 

tamaños_1254x1080

Comparativa tamaños. Os dejo esta imágen para que veais la diferencia de tamaño que hay entre los dos billetes, el más grande son 1000 coronas austrohúngaras de 1909 y el de abajo son 2 sylis guineanos de 1960, su formato es 100 x 45 mm. El primero de los billetes presenta un sello de color rojo con la inscripción “DEUTSCHÖSTERREICH“, este resello se coloca al disgregarse el Imperio Austro-Húngaro, ya que la circulación del mismo tan sólo sería valida en Austria.

Comments are closed.